Saltar al contenido
SOLDADORA INVERTER

Lo que debes saber antes de comprar un soldador inverter

Lo que debes saber antes de comprar un soldador inverter
4 (80%) 14 votes

Usos y aplicaciones

Cuando nos enfrentamos a la compra de algún artículo, son muchas las dudas que nos asaltan y buscamos informarnos bien para asegurarnos de realizar la compra más acertada posible.

El caso de comprar una soldadora inverter no iba a ser menos y por ello te vamos a ayudar a escoger el equipo inverter más adecuado a tus necesidades.

Lo más importante a tener en cuenta cuando vamos a realizar una compra de un equipo soldador es el nivel que tenemos soldando y el uso que le vamos a dar.

Soldador amateur

Si somos amateur en el mundo de la soldadura o el trabajo que vamos a realizar es doméstico, obviamente no necesitamos un equipo sofisticado, con algo básico nos será suficiente.

Para tareas de bricolaje o pequeños usos, lo más común es trabajar con soldaduras del tipo MMA. Los equipos que trabajan este tipo de soldaduras son más fáciles de manejar y económicos.

Si vamos a realizar trabajos domésticos pero vamos a darle un uso intensivo al soldador, utilizaremos una máquina inverter turboventilada. Esta nos permitirá poder soldar durante más tiempo de forma continua gracias a su mayor ciclo de trabajo. En este caso nos convendrá más adquirir un equipo profesional.

Soldador profesional (talleres y pequeña industria)

La decisión de optar por una máquina de soldar profesional es porque vamos a hacer un uso regular del mismo. Además con este tipo de dispositivos realizaremos soldaduras más seguras y con un acabado más eficiente.

Si tenemos un negocio e invertimos gran parte del tiempo soldando, necesitamos un equipo que responda a nuestras exigencias. Aquí no nos sirve un equipo básico que para trabajar 8 horas necesita 4 de descanso.

Para un uso profesional podemos optar por soldadores TIG, de los que aprovecharemos sus ventajas como el poder realizar trabajos más finos y delicados, trabajar metales como aluminio, acero inox, titanio, aleaciones de níquel, etc.

Si requerimos un punto más de profesionalidad y sofisticación, podemos optar por equipos MIG/MAG que nos aportarán ventajas como: no desperdiciar material, soldar espesores gruesos, automatización, etc. Este tipo de soldadores son bastante utilizados para trabajar en calderería, talleres grandes, industria automotriz, entre otros.

Soldador profesional para grandes proyectos

Si te encuentras dentro de este grupo, eres todo un profesional y seguro que ya sabes lo que necesitas.

Los equipos MIG/MAG de alto amperaje son muy recomendables para cumplir con las exigencias de los grandes proyectos.

También es posible que nos interese adquirir un equipo polivalente que nos permita realizar diferentes tipos de soldaduras: MMA, TIG, MIG/MAG.

Por último, también puede que nos interese adquirir un equipo soldador inverter de corte por plasma para realizar cortes de calidad de materiales muy grandes y gruesos.

¿Cuánto cuesta una máquina de soldar inverter?

El precio de un equipo soldador inverter varía en función de la calidad, marca y características específicas que tenga. Además también dependerá del uso que le vayamos a dar; hay modelos destinados a un uso más profesional y otros más baratos para un uso doméstico.

Como media general, los precios rondan entre los 100€ y 250€. Teniendo en cuenta las posibilidades y ventajas que ofrecen (comodidad, seguridad, eficacia) es un precio bastante económico y asequible.

¿En qué debo fijarme a la hora de comprar un soldador inverter?

Llegado el momento de comprar una soldadora inverter lo primero que debemos tener en cuenta es saber para qué vamos a utilizarla y la frecuencia de uso.

Si nuestro uso va a ser doméstico y no vamos a hacer un uso intensivo del soldador, buscaremos un soldador económico y con un menor número de amperios.

Si por el contrario vamos a hacer un uso profesional y utilizamos la máquina con mucha frecuencia, deberemos optar por un grupo inverter más potente (mayor amperaje) y que ofrezca un mayor rendimiento. Además, sería muy recomendable que la soldadora fuera turboventilada parar que pueda realizar trabajos intensivos sin pararse. Estas características hacen que el coste sea mayor, con lo que tendríamos que llegar hasta los 300 € de precio.